El sedentarismo está aumentando a un ritmo acelerado en la población infantil, y notablemente en Argentina, relacionado entre otros aspectos con la prevalencia de la tecnología en lo cotidiano.

Desde Puro Deporte observamos modificaciones en la actitud y tono postural en niños menores de 12 años no deportistas, factor que opera  limitando el juego espontáneo, mientras en los niños y adolescentes deportistas encontramos una franca disminución de la flexibilidad general, producto de la sobreadaptación a una dinámica de la acción deportiva para la cual el sistema educativo y predeportivo no los prepara.

Desarrollamos desde esta preocupante perspectiva un sistema de movimiento espontáneo que implica la inmersión en un espacio de acción en las 3 dimensiones espaciales en modo juego, lo lúdico se desarrolla tanto en piso como pared y aire, con un espacio y estructuras de diseño propio conformados por cámaras virtuales y matéricas que se extienden a un medio ineludible para nuestro trabajo en esta ciudad, una Cámara de Agua acristalada que permite la conexión visual, una comunicación que refuerza la percepción de autoconfianza  en el niño y expande entonces lo lúdico en ese medio.
El juego en Puro Deporte esta planteado en toda su dimensión. Por un lado como herramienta evolutiva, por lo tanto, hablamos de un elemento indispensable en la constitución personal.
Por otro, el juego es pura contingencia, lo «divertido» es atractivo y entonces permanezco, por lo cual entre otros objetivos buscamos maximizar el umbral de permanencia y siempre desde una mirada biológica. 
Estos conceptos se encuentran integrados en el programa Salud Deportiva Infantil, que tiene como base todo lo expuesto… una pediatría deportiva de carácter anticipatorio, prelesional para el sistema locomotor infantil, con el objetivo ineludible de eliminar el absurdo de las lesiones deportivas infantiles, mientras mejoramos la calidad de movimiento de nuestra sociedad.
,